Close

ECub: convirtiendo un cacharro viejo en un vehículo eco-friendly

ECub: convirtiendo un cacharro viejo en un vehículo eco-friendly

El Honda Super Cub es uno de los modelos más conocidos de Honda debido a su diseño práctico y casi indestructible. Pero los tiempos cambian y hay que adaptarse al presente y adelantarse al futuro. Por eso resulta llamativo ver esta transformación de un Super Cub en un scooter eléctrico, el eCub.

Actualmente hay varios millones de Honda Cub circulando por el mundo. Su lanzamiento tuvo lugar hace varias décadas, concretamente a finales de los 50 (1958). Desde entonces se fue haciendo un hueco por su diseño, economía y practicidad hasta convertirse en la moto más vendida de la historia. En total, hasta 2014 se vendieron un total de 87 millones, casi nada.

El caso es que este scooter, ligero y resistente no deja de estar relacionado con una necesidad, la movilidad económica de las clases menos favorecidas. Al fin y al cabo, el Super Cub nace para hacer más fáciles los desplazamientos a quienes por unas u otras razones no pueden acceder a un coche.

Pero como sucede con todo en la vida, se llega a un punto en el que hay que renovarse. Al menos eso es lo que pensaron los responsables de Shanghai Customs cuando decidieron darle un toque más eléctrico al asunto. Cogieron un viejo Cub, técnicamente un clon de un Cub fabricado en China cuando espiró la licencia de Honda. De hecho, esta práctica fue habitual y es curioso pensar que además de los millones de Honda puede haber otros tantos millones de “Super Cub” circulando por el mundo.

Con esta base decidieron sustituir el motor que montaba por uno eléctrico. Para darle vida optaron por baterías de litio que permiten alcanzar una velocidad punta de 50 km/h y una autonomía de 50 kilómetros. Estas cifras se antojan muy limitadas, pero para un uso meramente urbano puede ser suficiente incluso para una semana completa de trabajo.

Obviamente para llevar a cabo esta transformación ha habido que modificar multitud de elementos, entre ellos el chasis. Además, como era de esperar, se ha cambiado todo el sistema eléctrico de la moto a la vez que se ha utilizado led para todas las luces del conjunto en el que el teléfono juega un papel importante. De momento se trata sólo de un proyecto, pero quién sabe si el mítico Super Cub volverá a ser un referente mundial esta vez electrificado. El tiempo lo dirá.

Fuente y foto: SoyMotero.ner